Turismo

Parque Nacional de Garajonay

Sus bosques de laurisilva

El gran tesoro natural de La Gomera son sus bosques de árboles semejantes al laurel, frondosos y de un verde intenso, que coronan el escarpado centro de la isla.

La laurisilva, abundante hace millones de años, se encuentra ahora en muy pocos lugares del mundo.

Uno de ellos es las Islas Canarias. Y su mejor representación está protegida dentro de las casi 4.000 hectáreas de barrancos con arroyos y lomos escarpados del Parque Nacional de Garajonay, un lugar donde la naturaleza sigue reinando.

Ideal para hacer ecoturismo

Entrar en el parque es sencillo gracias a sus múltiples accesos y a las carreteras bien acondicionadas que lo atraviesan.

El centro de visitantes de Juego de Bolas mostrará todo lo que estos bosques, declarados Patrimonio Mundial por la Unesco, tienen que ofrecer, que es mucho.

El siguiente paso es ponerse calzado y ropa adecuada y salir a caminar por esta selva inofensiva aunque intrigante, sentir el frescor de la tierra húmeda y escuchar el susurro de las copas de los árboles meciéndose lentamente.

AGUA ABUNDANTE

En el Parque destacan también los riachuelos que conforman la red de corrientes permanentes de agua mejor conservada de Canarias.

EXPLOSIÓN NATURAL

En Garajonay abudan los grandes helechos, los musgos y líquenes que recubren los troncos de los árboles. Merece la pena destacar la singularidad de las numerosas plantas endémicas con flores que hay en el bosque.

RUTAS POR EL PARQUE

La ruta a pie por los alrededores de Las Mimbreras y la ermita de Nuestra Señora de Lourdes atraviesa el bosque del Cedro, una de las zonas de mayor encanto y misterio del Parque.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Nuevo informe

Cerrar